Orquestaciones amorosas (I)

Nos enfocaremos en una de las mayores fuentes de energía para las entidades parasitarias de consciencia superior: la turbulencia emotiva enmascarada en los procesos de enamoramiento y ruptura; debemos bajar a la temperatura helada de los tecnicismos y analizar con suma frialdad una realidad ardiente en deseos... bastante parecido a como el celebrado profesor Emmet Brown hablaba de los románticos bailes: rituales con ceremonia rítmica.

Pareciera que en la alborada adolescente, en pleno preludio del despertar sexual, ocurren una serie de eventos de alta marginalidad; si bien estos hechos no han pasado desapercibidos en el ocultismo, habiéndose etiquetado como manifestaciones poltergeist, en particular rodeando a niñas y jóvenes, ¿se ha cotejado que varios procesos iniciales de posesión demoníaca coinciden también con esta edad? Citemos por ejemplo los casos de Anneliese Michel (sobre el que se basa la película El exorcismo de Emily Rose) y de Ann Haywood (documentado en el libro The Demon Syndrome de la psicóloga Nancy Osborn).

¿Quizá la edad de la preadolescencia guarde una gran cantidad de recuerdos pantalla sobre procesos de abducción, cuyo objetivo sea el de programar al adolescente en la búsqueda de relaciones amorosas que desencadenen una gran cantidad de emociones negativas? El psiquiatra John E. Mack en su libro Contactos (Abduction: Human Encounters with Aliens) plantea un enriquecido paradigma sobre el encubrimiento de los recuerdos de abuso exógeno (cap. VI: La alienación de los afectos):
Los intrusivos procedimientos sexuales y reproductivos, que son un aspecto central del fenómeno de las abducciones, pueden afectar profundamente la vida íntima y el bienestar general de los abducidos. Si no se reconoce la fuente de la "alienación," y las explicaciones convencionales psicosexuales son perseguidas activamente, los problemas se profundizan, como así también el stress de los abducidos y el de sus seres queridos. Por otro lado, importantes beneficios terapéuticos son posibles cuando se descubre la fuente de la disfunción del experimentador.
Si la realidad a la que accedemos cuando dormimos es el reino psíquico sobre el que las entidades parasitarias de conciencia superior poseen total dominio para acomodar a sus designios, ¿podríamos entonces intentar hallar una connotación en los estados transitorios hipnopómpicos e hipnagógicos de la fenomenología de Visitantes de Dormitorio? En este sentido, James Bartley en su artículo Manipulación de los Sueños en el Astral comenta:
Al abducido no sólo puede imponérsele sueños con alta carga erótica o violenta con el objetivo de reprogramar la mente con los hechos que allí se desarrollen, sino que también recibirá imageniería mental de carácter sexual o de contenido tanático durante las horas de vigilia [cotéjese con el término free formal imaging].

Sugerencias telepáticas serán utilizadas para fomentar al abducido a mantener relaciones sexuales de tipo pasional o violento. Esta particular forma de acondicionamiento es sumamente eficaz en las mujeres: la mujer abducida que ha sido así acondicionada puede llegar a ser extremadamente promiscua durante un prolongado período de tiempo. Huelga decir que esto crea una situación en la que la mujer se puede configurar en una serie de relaciones negativas autodestructivas llenas de drama y conflicto.

Los Reptilianos no sólo se alimentan de la ansiedad y el estrés psicológico generado por estas situaciones, sino también a través de la energía sexual ordeñada durante las muchas experiencias sexuales con diferentes parejas.
Utilizando el término védico samskara, que podríamos traducir como condicionamiento mental negativo similar al concepto más orgánico de introyecto presentado por la psicóloga Elan Golomb nos permitimos arriesgar entonces una explicación sobre la inyección de estos patrones de pensamiento que orienten en la búsqueda de relaciones cuyo eje sean las emociones y no los sentimientos o tal vez, como el doctor Wilhelm Reich sostenía, en abolir toda búsqueda sentimental, que degeneraría en un desierto emocional (de su libro Contact with Space):
Los desiertos se basan en funciones naturales que operan en la dirección de la deshidratación de la atmósfera y el suelo, es decir, la muerte. Sin embargo, el hombre puede conquistar y detener el desarrollo del desierto mientras que su estructura emocional no haya sido sometida al proceso que designaremos como "desierto emocional."
De continuar este estoico análisis, casi cínico, podríamos segregar en dos grandes grupos las relaciones de pareja que de este cóctel se obtienen:
  • aquellas basadas en la actividad sufriente de una de las partes: estos casos responderían a lo que la terapeuta y bioquímica Eve Lorgen caratula como interferencia alienígena en las relaciones humanas;
  • aquellas en que la actividad sádica, violenta o pasional sea preponderante.(1)
La doctora Lorgen describe en su libro Alien Love Bite situaciones donde las personas pudieran haber sido programadas o condicionadas para casarse con la gente equivocada, y luego, debido a la programación religiosa o el condicionamiento social provisto desde la temprana infancia, continuen en relaciones que parecen haber sido orquestadas para retener o disminuir su potencial como seres creativos; este tipo de orquestación, donde la energía creativa de uno de los miembros pareciera volatilizarse en emociones negativas, había sido previamente estudiada por Elton Casey Turner, esposo de la desparecida ufóloga Karla Turner quien había comentado:
[...] yo no quería casarme con la persona que fue mi primera esposa; aunque en aquella ocasión no tenía control sobre la decisión. Antes de casarnos, fuimos abducidos juntos, y sujetos a una severa programación mental. Los resultados no fueron felices para ninguno de los dos: ambos estábamos famélicos por encontrar amor y comprensión en el otro, a pesar de que lo intentábamos con todas nuestras fuerzas.
En el libro Los Brujos Hablan (The Secret Science) del autor rosacruz John Baines (Dario Salas Sommer), se nos ilustra este aspecto desde el principio hermético pendular:
Lo más funesto que puede existir en las relaciones de una pareja es la oscilación pasional que se produce entre la unión sexual y los altercados. En un gran porcentaje sus relaciones íntimas se reducen a la siguiente secuencia: unión sexual-altercado, altercado-unión sexual.
Si supieran la forma en que limitan sus posibilidades al mantener esta situación, se abstendrían cuidadosamente de caer en esto. Cada riña conyugal es la simiente de ruina, escasez, desgracia y "mala suerte" que se materializarán fatalmente al cumplirse el período de fructificación de esta simiente.
La doctora Eve Lorgen propone relacionar con el término Carroñeros de la Pasión (Scavengers of Passion) a otro tipo de actividad exógena dentro de las relaciones románticas: el desenganche emocional de uno de los miembros que deja a su compañero renuente al ser su amor no correspondido.

Quid faciam, video, nec me
ignorantia veri decipiet,
sed amor (*)
Para tener una noción completa del fenómeno, debemos reflexionar sobre la posibilidad de que nuestros sentidos no capten la realidad de manera completa (esto científicamente es así ya que la percepción humana barre tan solo una diminuta porción del espectro electromagnético), y existan realidades sutiles —denominadas etéricas— sobre las que las relaciones amorosas proyecten cordones ligados al apego —en la jerga del doctor Samuel Sagan, los denominados cordones etéricos—. Cuando ocurre un proceso de interferencia exógena en la cual uno de los miembros de la pareja es apagado emocionalmente, el cordón se quiebra produciéndose una úlcera etérica la cual es aprovechada por entidades parasitarias que absorben la energía emocional, drenando al individuo, y que muchas veces culmina en un episodio de depresión romántica.

Es necesario considerar que las entidades parasitarias de consciencia superior basan la programación del preadolescente bajo una cuidada evaluación del costo/beneficio energético; en la gran mayoría de los casos, la energía sexual del coito será de mayor provecho que una orquestación romántica; si bien, pareciera que la energía sexual no es tan destilada como la proveniente de emociones debido a una ruptura o aislamiento sentimental, son igual de aprovechables; para delinear mejor esto, el psiquiatra Samuel Sagan comenta en su libro Regresión, Terapia de Vidas Pasadas (cap. III):
Una buena manera de saber si su amor pertenece a las emociones o a los sentimientos es preguntarse qué sucedería si fuese rechazado o traicionado. Un amor que es una emoción puede fácilmente volverse en su contrario. En un instante, "usted ve a su amigo como un cerdo cubierto de suciedad, como una carroza llena de demonios."
Si su amor es resultado de los sentimientos, entonces este amor no terminará si su ser amado responde negativamente. Este criterio es amargo, pero si se aplica con sinceridad usted puede ahorrarse muchas desilusiones y extravíos.
Para concluir este primer análisis, quizá debamos considerar un tercer caso que emerge de los múltiples relatos de abducción de adolescentes entre los 12 a 15 años: (2) cuando la persona es puesta en hipnosis revela un patrón consistente de concepción forzada y retiro de feto antes de cumplir los 4 meses de gestación; (3) en el segundo volumen de The Universal Seduction, el capítulo The meaning behind alien abductions, Thomas Minderle sostiene:
[...] la víctima es generalmente sujeta al proceso invasivo de recolección de óvulos y esperma, que provee la materia prima para el programa de ingeniería genética alienígena; luego el esperma es genéticamente alterado y se combina con el óvulo femenino, y posteriormente es implantado en la abducida para su gestación (aunque puedan existir variaciones de este proceso). En una abducción posterior, el feto híbrido es removido y gestado in vitro hasta su completa maduración.
Las características del programa de hibridación alienígena son sencillas, bastante similar a los procedimientos que se pueden desarrollar en un laboratorio médico de fertilización asistida.
Pero el problema yace en los aspectos metafísicos: implantar un alma consciente a un cuerpo genéticamente alterado es problemático. Muchos híbridos entre Humanos y Grises, con un alto porcentaje de genes manipulados, decanta en un ser débil y frágil. Aparentemente requieren de loosh con la firma energética humana para crecer saludables. Y este es el motivo por el cual durante las abducciones las víctimas femeninas son obligadas a contener y acariciar bebés híbridos; y es también la razón por la cual los óvulos fecundados son implantados en la primer fase en el vientre humano.
Generalmente estos casos llevan a que la partícipe sea examinada y abducida desde pequeña (por cierta configuración genética valiosa en la agenda del factor exógeno), para que luego manifieste problemas de concepción natural, quizá debido al abuso en edad adolescente de su aparato reproductor, o la imposibilidad de mantener una pareja estable, motivado por el daño psicológico, los recuerdos subconscientes o tal vez porque decidan segregarla del resto; al respecto, James Bartley concluye:
Otro punto a considerar es que los Reptilianos y sus vasallos Grises pueden asegurarse que un abducido permanezca aislado y célibe por extensos períodos de tiempo. Se sabe que los Reptilianos pueden alterar los receptores olfatorios de las abducidas hasta tal punto que estas reaccionen negativamente y sientan de inmediato repulsión al olor de las feromonas masculinas.
De la misma forma, a los abducidos masculinos se le altera el sistema endocrino de manera que emitan feromonas que literalmente repelan a las mujeres; y esto no es ni conjetura ni especulación. Es así que los abducidos puedan tener su líbido manipulada por Reptilianos a su antojo y, sin embargo, ser forzados a someterse a largos periodos de involuntario celibato.
Si tal mapa de la realidad nos parece subjetivamente aberrante, debemos considerar que la humanidad procede de la misma forma a la hora de buscar su conveniencia en el entrecruzamiento de la fauna y flora.

* * *
*
(1) Esta idea se profundiza aun más en los Phoenix Journals (N° 22, 29/04/1991), cuando se postula la presencia de híbridos —lo que más tarde se explicaría como portales orgánicos— diseñados por medio de procesos de abducción:
Debido a que son desarrollados como un entrecruzamiento híbrido, carecen de la conexión al Ser Esencial [Espíritu]. Entonces, lo que queda por hacer es introducir estos seres programados, artificialmente programados, con genes artificialmente empalmados, y enviarlos a que se reproduzcan en un frenesí de actividad sexual. Como no hay una integridad espiritual, la estructura de la sociedad colapsará en no más de dos generaciones: la introducción de seres con características de liderazgo violento, con conductas de perversión sexual, con propensión a las adicciones o impulsada por las emociones pondría en riesgo vuestra sociedad y civilización [...] una forma de invasión silenciosa.
La escuela de pensamiento rosacruz posee una idea similar, del libro Los Brujos Hablan de John Baines:
Cuando se tienen relaciones sexuales impulsado solamente por la pasión instintiva que busca sólo la satisfacción del deseo material, se producen funestas consecuencias para ambos amantes ya que abren su psiquis a vibraciones puramente pasionales y materialistas. Al penetrar esta vibración queda sembrada la semilla de la desgracia y la infelicidad. Toda relación sexual en que no exista la íntima comunión de un profundo y verdadero amor, de una gran atracción y armonía espiritual, es inútil e inconveniente.
Para reforzar esta idea, traducimos un momento de color en las transcripciones Cassiopaea:
P: (Laura) ¿Qué ocurre físicamente en el momento del orgasmo?
R: ¿Para quién?
P: (Laura) Para cualquiera. De manera genérica. ¿Le ocurre algo físicamente a una persona cuando llega al clímax sexual?
R: Respuesta amplia.
P: (Laura) ¿Es diferente para cada individuo?
R: Puede ser.
P: (Laura) ¿Es diferente para el hombre y la mujer?
R: En general.
P: (Laura) La razón por la que pregunto es porque Wayne Cook trabajó con radiestesia y encontró que el cuerpo humano, luego del clímax sexual, irradia de manera similar a un cadáver. ¿Por qué ocurre esto? (Terry) Vaciado de energía.
R: Así es.
P: (Laura) Está bien, entonces ¿hacia dónde se drena la energía?
R: Hacia el plano etérico.
P: (Laura) ¿Puede ir la energía hacia el otro individuo?
R: Tal vez.
P: (Laura) ¿Es posible, que durante la actividad sexual, los Reptoides y otras entidades estén dando vueltas en los alrededores para extraer esta energía?
R: Sí.
P: (Laura) Entonces, en el caso general, ¿es esto lo que ocurre?
R: Sí.
P: (Laura) Es esta una de las razones por las cuales el sexo es animado y promocionado hasta el hartazgo en nuestra sociedad...
R: Sí, sí, sí.
(2) En la colección de investigaciones marginales Matrix del autor Valdemar Valerian, se hace un detallado estudio de las especies de Grises (Grays), en la página 42 del primer tomo se expone lo siguiente:
Una característica general de todas las especies de Grises, hasta donde llegamos a elucidar, es que se desenvuelven con capacidades telepáticas y funcionan como una "mente-colmena." [...] El proceso de reproducción de la especie 3 (Rigeliana) parece ser similar a la de otras variantes de EBEs Grises. Utilizando un proceso de clonado que produce copias lo bastante exactas del original. [...] Estos entidades realizan alguna de las siguientes acciones:
  • se clonan a sí mismos en vesículas que simulan un vientre;
  • impregnan a mujeres humanas para luego extraer el feto;
  • creación de humanos androides [¿portales orgánicos?] con un tiempo de vida limitado;
  • adquisición de materiales biológicos, como ADN y tejidos extraídos de ganado (animales o humanos), para estudios e investigaciones genéticas.
(3) El doctor David M. Jacobs postula la hipótesis que los procesos de abducción física son una pantalla para la extracción de esperma, óvulos y fetos con el potencial objetivo de generar una raza híbrida (más información en I.C.A.R.). Tanto en The Watchers de Raymond E. Fowler como en Close Encounters of the Fourth Kind de C.D.B. Bryan y en Dimensions: A Casebook of Alien Contact (Crónica de Otros Mundos) del astrofísico francés Jacques Vallée, se plantean regresiones donde las supuestas abducidas rememoran la preñez y extracción del feto contra su voluntad.

(*) Del libro VII de Las Metamorfosis de Ovidio, encontramos la historia de amor y locura de Medea y Jasón. Dice Medea: "Quid faciam, video, nec me ignorantia veri decipiet, sed amor..." (veo lo que estoy haciendo y no es la ignorancia la que me aleja de la verdad, sino el amor).

5 comentarios:

Anonymous dijo...

Turbulencia emotiva enmascarada en los procesos de enamoramiento... Je!! Muy buena definición. Me ha pasado mucho. Saludos

ranandîro dijo...

Gracias por comentar. Los laureles se los lleva la respuesta final que le dan a Laura.

Anónimo dijo...

Actualmente nos bombardean con el sexo como sensación sin sentimiento en todos los medios de comunicación. Como quien come una hamburguesa y siente el sabor trabajado en química de laboratorio. En internet se fomenta subida de dopamina con escenas sexuales de dominación, violencia y depravación que hace al joven dependiente de buscar un nivel superior de excitación continua. Entonces se entra en una espiral de destrucción de la pareja y las personas ya que si la pareja no está a la altura de una relación sexual del nivel de depravación, denigración personal y violencia vista en internet no pone al sujeto en niveles de dopamina tan altos y se descarta. Resultado, ruptura tras ruptura, desierto de sentimientos y escalada de aislamiento en un inframundo de sexo contra natura. Así hoy en día si la chica del colegio o instituto no entra en esta dinámica sexual que se ve normal en la red internet queda como aislada del grupo \normal/ y si entra al final queda marcada de por vida. La situación es más grave de lo que se piensa ya que se ve este sexo como algo normal adaptado a los tiempos actuales. ¿cómocombatir esta plaga? ¿es que el sistema de control saca mas rendimiento a este proceder que a un ritual amoroso romántico? ¿o es que combinan los dos sistemas?

ranandiro dijo...

Gracias por comentar.

Le invitamos a estudiar los restantes artículos sobre orquestaciones amorosas donde encontrará mayor detalle; puede utilizar el Buscador en el panel derecho. Las respuestas a sus tres inquietudes están enunciadas en los artículos: las emociones reactivas y fuera de balance son, en esencia, energías que pierden los individuos que se dejan arrear por los contextos de realidad que dicta el sistema de control, y por supuesto, son aprovechadas por las entidades de inteligencia supina.

Esta es la razón por la cual el Conocimiento protege y la Ignorancia debilita. Así que es informando como inicialmente se combate esta plaga.

heberth gil dijo...

:)