La matrícula de ingreso al Colegio Invisible

Hemos planteado la posibilidad de la existencia de colegiaturas invisibles, esto es, una serie de fuerzas exógenas al hombre que propician su libertad o esclavitud, de acuerdo a su orientación a veces encubierta:
  1. el pensamiento teócrata, representado en las religiones dogmáticas, orientadas en un régimen energético de tipo asistencialismo vs. devoción (con la meta de convertir la devoción en mortificación o loosh), y cuyo objetivo es mantener el status quo e ignorancia;
  2. las sectas herméticas, (1) con rígidas estructuras jerárquicas, y un régimen ritual donde la moneda cósmica del acólito nutre a los iniciados, y éstos al maestro -el gurú o líder de la orden- con un objetivo de liberación parcial del hombre y el inmediato reclutamiento dentro de sus filas;
  3. las fraternidades de servicio al prójimo, donde no hay intercambio energético sino de información; el conocimiento es libre y se honra la libertad propia y ajena.
El ojo entrenado no tendrá dificultades en distinguir las orientaciones involucradas, pero puede complicarse discriminar una secta de una fraternidad, dado que las instituciones sectarias redactan cuidadosamente el material que circula entre sus neófitos buscando confundir o velar tal realidad.

Se debe considerar la posibilidad de una secta cuando existe un líder carismático al que se le rinde culto incondicional, cuando se ejerce presión psicológica para la asistencia a reuniones donde se efectúan rituales en los que se debe participar (e.g. el neófito es compulsivamente invitado a acatar un ritual en la ceremonia del que nada se le informa: esto es análogo a firmar un contrato en blanco del que más tarde se sabrán sus consecuencias legales), o bien, cuando no es posible el análisis crítico de las enseñanzas brindadas. Para reforzar este punto de vista y develar el objeto macabro en el tráfico energético, Kyle Griffith relata en War in Heaven (cap. I, pág. 12):
Un guía espiritual se trata sencillamente de un espíritu en el plano astral con suficiente estabilidad mental y poder psíquico para comunicarse con facilidad con un medium particular, deseoso de establecer un vínculo personal. Un asunto para subrayar dentro de la literatura: este vínculo frecuentemente tiene características sexuales. El guía espiritual de un medium por lo general recibe algo a cambio a través de la actividad sexual física. Solamente los magos tántricos orientales y los estudiantes occidentales de magia sexual escriben y comentan esto de manera abierta, ya que la mayoría de los mediums lo practican en secreto.
Y es aquí donde debemos utilizar las gafas de las densidades para echar luz a todo esto: la realidad física está formada por los cuatro estados de la materia, todos ellos sometidos a la Ley de Conservación de la Energía, y esto es que todas las entidades deben sustentar sus procesos biológicos incorporando nueva energía a sus organismos. En el caso de nuestra realidad de tercera densidad, los humanos hacemos esto al ingerir alimentos que atesoran la energía en los enlaces químicos; las entidades en cuarta densidad hacen lo propio pero de manera más sutil a través de materia no bariónica, alimentándose del destilado energético derivado de la devoción, emociones y, sobre todo, las liberadas durante el orgasmo. Es por eso que a la realidad física se la denomina entrópica, en contraposición a la realidad creativa o espiritual; en tal clase de realidad, denominada quinta densidad, y en las superiores, no se cobra un canon de existencia o moneda cósmica. Al respecto, una esclarecida Jessy Hoffman expone en los Gurúes de la Nueva Era:
La meditación con mantras no sólo convierte a las personas en baterías para los dioses, sino que los convierten en una extensión de ellos y su voluntad. Bajo el pretexto de entregarse a una conciencia más elevada, los gurúes consiguen que su rebaño se rinda a las deidades bajo la invocación de sus mantras. Aquel que medita, en lugar de convertirse en una forma de realización del Infinito, termina poseído por una entidad a cuyo nombre rinde su mente durante varias horas del día. Sus ojos se vuelven ventanas cósmicas; su carisma irresistible; se transforma así en un recipiente de aquello a lo que se ha brindado a sí mismo. Al igual que un diapasón que entra en resonancia, "el iluminado" arrastra la voluntad de las entidades a las que se ha postrado. A través de ellos, la voluntad "divina" fluye al mundo, sin trabas de los pensamientos, deseos o voluntad del meditador, ya que hace tiempo que han sido sacrificados.
Cualquier guía o maestro que se haga llamar ascendido o espiritual pero exija algo a cambio seguramente pertenecerá a la cuarta densidad, tratándose de un simple representante de las entidades egóticas de consciencia superior, y la información que de allí se obtendrá buscará confundir y desorientar; ejemplos de estas manipulaciones encontramos en las diferentes canalizaciones citadas en el libro de Joseph Fisher: The Siren Call of Hungry Ghosts (traducción al español) donde el desaparecido autor, además de cronista, sufre también una aparente manipulación romántica con una entidad no humana; otro notable ejemplo lo encontramos en algunas de las respuestas canalizadas del Material Ra, cuando se incita al intercambio sexual para fortalecer a la medium; peor aun son las invocaciones que se les enseña a los acólitos de las escuelas neognósticas, donde se exige la posternación ante maestros, y se incita a la invocación de adeptos ya desaparecidos previo a las horas de reposo: (2) no olvidemos que la energía proviniente de la devoción es otra forma de alimento.

Odiseo y la ninfa Calypso
En las instituciones humanas, un gurú formará la punta piramidal de una estructura jerárquica instrumentada para nutrir energéticamente a sus integrantes superiores, conforme se entrega a cuentagotas herramientas a sus neófitos que permiten la eventual liberación pero habiendo antepuesto un nuevo grillete, del cual el preso se siente orgulloso, fraguado a través de un continuo control mental: estas falsas fraternidades nutren energéticamente a través del maestro (encarnado o ya desaparecido) a las entidades entrópicas y parasitarias de cuarta densidad por medio de rituales, catenas, mantras o a través de ocultas invitaciones en las que someten a sus integrantes. (3)

Entendemos como válido entonces que no existe una organización física de la orden rosacruz, y la iluminación del espíritu no puede provenir de ningún maestro humano, sino únicamente de la naturaleza misma.

Curiosa similitud entre las elfas
como Galadriel y las ninfas
Un interesante refuerzo literario nos ofrece El Conde de Gabalis, (4) donde el ascenso a cuarta densidad de ciertos maestros rosicrucianos está fraguado por medio de un pacto sexual entre un humano y un ser etéreo -alguna mente inquieta podría relacionarlo a las famosas uniones entre los Reyes de los Hombres y las Princesas de los Elfos de los cuentos del profesor Tolkien, pero debemos considerar que en estos casos la desposada se convertiría en mortal, elevando la estirpe de su descendencia-: (5) la trama de la película The Ninth Gate (La Ultima Puerta) de Polanski hace hincapié sobre este esquivo tema, conocido en Demonología (6) como el Sendero de la Mano Izquierda, del cual se explaya detalladamente Willy Schrödter en A Rosicrucian Notebook (traducción al castellano de la versión inglesa, cap. Espíritus elementales, pág. 164) :
Un juramento es tomado por los neófitos durante su admisión a los secretos de la Orden, por el cual se preservan castos a perpetuidad de mujer humana alguna. A través de este sacrificio serán recompensados con la unión con una silfo, una gnomo, una salamandra o una ninfa, cualesquiera de las cuales será mucho más encantadora que la más glamorosa de las mujeres humanas y que además no perderá su belleza por el pasar del tiempo.
* * *
*
(1) Por herméticas nos referimos a secretas o iniciáticas: aquellas en las que sea necesario un pacto, catena o recitamiento de mantras de significado oculto; la gran mayoría tratándonse de órdenes masónicas o que se caratulan como rosacruces o gnósticas, y en algunos casos basadas en los principios de Hermes Trimegistro.

(2) En lo que se conoce como segunda y tercera cámara de la escuela neognóstica, se promulga a que el neófito invite a adeptos ya desaparecidos con frases del estilo:

“Om, yo llamo, yo invoco al Maestro Tahuil y a los Adeptos de la Orden de los Epoptae, para que me saquen del cuerpo y me despierten en el Mundo Astral.”
Obsérvese que aquí no existiera violación del Libre Albedrío ante un proceso de abducción por entidades astrales parasitarias. El pensamiento sectario sólo anquilosa el cuestionamiento crítico que culmina debilitando la voluntad.

(3) ¿Podrá estar relacionado al sentimiento de agotamiento que sufren los neófitos al participar en los primeros encuentros? Es curioso que muchas de las primeras actividades y ejercicios prácticos se encuentren orientados en obnubilar con sensaciones de bienestar y con numerosas afirmaciones anestésicas para sentirse bien. Pero al parecer, con el tiempo esas sensaciones de decaimiento comienzan a desaparecer... ¿tendrá esto que ver con que nuevos neófitos ocupan ahora el basamento de la pirámide energética? ¿será esta otra de las razones por las cuales se hace proselitismo para la búsqueda de nuevos integrantes? ¿tal vez una especie de AmWay energético? Para enfatizar este punto de vista, exponemos parte del primer artículo de Bronte Baxter sobre los Gurúes de la Nueva Era:
Aquello que me preocupó sobre el movimiento en los años 80 fue la creciente sensación de subterfugios y vigilancia en medio de un ambiente cada vez más artificial de "positividad." Los líderes del movimiento instruyeron las bases para nunca "focalizarse en la negatividad," jamás tener la intención de criticar y siempre tener una cara feliz. Había una persistente sensación de que estábamos siendo observados, que personas desconocidas dentro de la organización habían sido asignados como espías para el resto de nosotros. Cualquier persona sospechosa de albergar dudas acerca de Maharishi [el líder/gurú de la orden] o sobre el movimiento, o el hecho de visitar a otros maestros espirituales, encontraría luego una prohibición a ingresar a nuevos cursos o grupos de meditación. A los "heréticos" nunca se les dijo lo que habían hecho para merecer la excomunión; cuando aquellos que fueron rechazados preguntaron: "¿Pero qué he hecho?", "Usted debería saber," fue la respuesta críptica, o "Intente nuevamente en unos meses" .
(4) Como nota de color, diremos que su autor: Montfaucon de Villars sufrió un destino semejante a Mac Tonnies poco antes de su publicación póstuma The Cryptoterrestrials.

(5) Recordemos el relato de la Segundad Edad del Rey de la Isla de Númenórë descendiente de uno de los hijos de Eärendil y Elwing (relato presente en los Cuentos Inconclusos y en El Silmarillion), y de la misma forma durante la Tercera Edad con la unión de Arwen y Aragorn; leemos en Un fragmento de la historia de Aragorn y Arwen:
-Pero Aragorn respondió: "¡Ay!, no puedo preverlo, y cómo eso podría ocurrir es un misterio para mí. Pero con tu esperanza, esperaré. Y rechazo la Sombra para siempre. Pero tampoco, Dama, es para mí el Crepúsculo; porque soy mortal, y si tú, Estrella de la Tarde, te unes a mí, también tendrás que renunciar al Crepúsculo."
-Y ella quedó entonces inmóvil y silenciosa como un árbol blanco, con la mirada perdida en el oeste, y dijo al fin: "A ti me uniré, Dúnedan y me alejaré del Crepúsculo. Aunque aquella es la tierra de mi gente y la morada secular de todos los de mi raza." Arwen amaba entrañablemente a su padre.
(6) Cotéjese con el libro del padre Sinistrari: Demoniality.

2 comentarios:

Unknown dijo...

Hola, hay alguna escuela invisible que realmente guie a la sabiduria y a la elevacion espiritual ? o todas son para servir a los seres de la cuarta dimension ? Manly hall.. que puedes decirme de el ?

ranandiro dijo...

Gracias por comentar.

> hay alguna escuela invisible que realmente guie
> a la sabiduria y a la elevacion espiritual ?


Nuestra investigación ha arribado a la conclusión propuesta por el doctor Hynek en el artículo precedente sobre La Guerra en el Cielo. Pero sí le recomendamos el intercambio con aquellos miembros o adeptos que estén dispuestos a compartir conocimientos en "terreno neutral," esto es, por fuera de la orden.

> o todas son para servir a los seres de la
> cuarta dimension ?


Entendemos que en la médula del presente escrito encontrará la respuesta; le animamos a una sobrelectura.